sábado, 27 de diciembre de 2008

"Todos somos iguales ante la Ley" (de la Justicia Divina, según se cuenta)





No podré estar en la marcha, pero me vestiré de negro. ¡Ya está bueno! ¡Merecemos un país!

miércoles, 17 de diciembre de 2008

La esperanza de que el periodismo sirva de algo

He ganado, junto a Linda Valdez, el primer lugar del premio de periodismo Rafael Herrera de FUNGLODE con la serie “Desarrollo Humano”, publicada en el semanario CLAVE. Es un honor que agradezco.

Dos trabajos de esta serie son especialmente significativos para mí. Uno de ellos retrata la exclusión que sufre mucha gente pobre en una provincia muy rica: La Altagracia.

El segundo es sobre San José de Ocoa. Muestra la indiferencia de las autoridades no sólo ante las necesidades, sino también ante el esfuerzo de unas comunidades que han luchado, me pregunto si en exceso, por solucionar sus problemas.

Linda y yo hemos hecho estos trabajos con gran pasión. Juntas recorrimos pueblos, conversamos con la gente, analizamos datos y publicamos la serie.

Pero es justo reconocer el esfuerzo de los equipos que nos acompañaron. Un abrazo para los fotógrafos que nos apoyaron y para los chóferes que nos sufrieron.

Un cariñito especial para el ilustrador José Medrano. Su esfuerzo se convirtió en información valiosa para los reportajes.

Ahora sólo espero que si el periodismo sirve de algo, sirva para que esta sociedad vea la pobreza de Higüey, para que valore los esfuerzos de la gente de Ocoa por mejorar su vida, para que aprendamos sobre la solidaridad que ellos han sembrado por años y de una vez por todas recordemos que en las montañas vive gente.

Esta es mi esperanza.

Sin embargo, de momento me conformo con que estos trabajos sirvan al menos para que el Gobierno mejore el suministro de agua en La Altagracia, incluyendo al Hoyo de Friusa; y Ocoa reciba apoyo para mejorar su producción agrícola y para la construcción de caminos vecinales. Ese sí que sería un hermoso premio.

Si el periodismo sirve de algo

Estoy contenta de haber sido premiada con el primer lugar del concurso Rafael Herrera de Periodismo auspiciado por Funglode. Me acompaña en este honor, mi colega Linda Valdez.

Juntas recorrimos pueblos, conversamos con la gente, analizamos datos y publicamos la serie "Desarrollo Humano". El reconocimiento es también para los fotógrafos que nos acompañaron y para los choferes que nos sufrieron. Un cariñito especial para el infógrafo José Medrano, cuyo esfuerzo se convirtió en información valiosa para los reportajes.

Ahora, sólo espero que si el periodismo sirve de algo, sirva para que esta sociedad vea la pobreza de Higuey, para que valore los esfuerzos de la gente de Ocoa por mejorar su vida.

Si el periodismo sirve de algo, sólo espero que estos trabajos sirvan al menos para que La Altagracia tenga un nuevo acueducto y Ocoa más apoyo para su agricultura.

Esta es mi esperanza, la razón por la que la mayoría de periodistas nos hacemos periodistas.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Ella, la diferente




Tengo una tía esquizofrénica. No, corrijo, tengo una tía que padece de esquizofrenia, como yo padezco de alergia, de amigdalitis o de cierta dificultad para interpretar los mapas, pero como no se nota, nadie me califica de tarada o eso creo.

Ramona es una mujer encantadora. Una persona amable, de esas criaturas incapaces de dañar a nadie: casi siempre dispuesta a hacer el bien: decente y colaboradora con su familia, sus vecinos y sus hermanos de la iglesia evangélica a la que asiste.

Tiene, como tenemos todos, defectos. De vez en cuando está malhumorada (defecto de familia, no de la esquizofrenia) y es, para mi gusto, demasiado militante de un protestantismo que quiere meternos a todos en el cielo, aunque muertos de miedo ante la posibilidad de ir al infierno. En fin, nada que no sea tolerable…ni demasiado raro en estos días.

La esquizofrenia, sin embargo, deja huellas: tics nerviosos por años de medicación, pérdida de ciertas habilidades con las manos, ligeras dificultades de coordinación que no la inhabilitan para hacer su vida en la casa o en la comunidad.

Por esas huellas, Ramona luce un poquito diferente del resto. Y por lucir “un chin distinta” he visto como algunas personas la miran y la tratan con desinterés, como si no fuera parte del grupo. Poca gente, debo decir, porque la mayoría de amigos y relacionados de la familia ha sabido apreciar sus virtudes, su bondad, su espíritu luchador.

En estos días he pensado en las personas que alguna vez han tenido el atrevimiento de discriminarla. He pensado que esas personas, a las que conozco bien, tienen “severas limitaciones” para relacionarse con otros o para sacar cuentas elementales de matemática básica, por ejemplo, aunque sean muy listas en todo lo demás.

Lo peor es que tienen dificultades graves, que Ramona no tiene, para aceptar la diversidad, para apreciar lo bueno que hay en cada persona y decir, a su estilo, cuando la gente tiene conductas o cualidades que ellas no comparte “A cada quien hay que quererlo como es”.

Sospecho que Ramona, que no es boba y tiene su inteligencia prácticamente intacta, de vez en cuando nota algún gesto desagradable y sonríe con esa nobleza suya que es a prueba de crueldades y de estupideces.

1. El video sobre mujeres con discapacidad física me ha parecido excelente. Todos tenemos alguna discapacidad: para caminar, para relacionarnos, para entender los idiomas o las matemáticas. El tema es no obsesionarnos con lo que nos falta, si no con lo que podemos hacer.

martes, 2 de diciembre de 2008

Vianco Martínez “Esto es una burla”

Citados por cuarta vez, los espalderos de Saymon Díaz no acuden a la Fiscalía



Citados por cuarta vez, Rafael Emilio Vargas y Josué Vargas, los espalderos del empresario Saymon Díaz que agredieron al periodista Vianco Martinez, no acudieron hoy (1 de diciembre) a la Fiscalía del Distrito Nacional, donde fueron requeridos para que empiecen a dar la cara por su acción en contra del comunicador.

El fiscal adjunto Carlos Manuel Hernández, de la Unidad de Decisión Temprana de la Fiscalía, esperó sin éxito por más de media hora la llegada de los imputados.

A su salida de la Fiscalía, Vianco Martinez dijo que la reiterada negativa de sus agresores a comparecer ante el fiscal es una burla a la justicia y demandó una actitud más enérgica de parte de las autoridades judiciales para hacerlos comparecer.

“Los nombrados Rafael Emilio Vargas y Josué Vargas se han burlado una vez más de la ley y de la justicia, y está haciendo falta una actitud firme de parte del Ministerio Público para que los victimarios den la cara por su acción”, apuntó.

Martínez dijo que la agresión en su contra debe ser vista como un atropello a toda la prensa nacional y una violación al derecho constitucional de los comunicadores a acceder a las fuentes de información.

“Si se permite que los agresores de periodistas anden muertos de la risa, sin comparecer cuando se les requiere y haciendo piruetas para evadir la acción de la justicia y para responder por sus delitos, el periodismo dominicano habrá perdido una de sus más preciadas prendas, la libertad de acceder a las fuentes de información”, observo Martínez.

Martínez aseguró que los nombrados Rafael Emilio Vargas y Josué Vargas están haciendo piruetas para no responder ante la ley por su atropello.
“Estas personas –añadió- están enredando el panorama tratando de evadir su responsabilidad ante la ley”.

Martínez estuvo acompañado por la licenciada Mercedes Castillo, presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Olivo de León, secretario general del Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales (SNTP), y por el doctor Miguel Alvarez Hazin uno de los abogados que integran su barra de defensa.

Mercedes Castillo aseguró que el CDP acompaña al comunicador Martínez en su lucha tratando de que se siente un precedente que impida que nuevas agresiones contra los comunicadores ocurran en el país.

“El día que un reportero llamado Vianco Martínez fue maltratado y arrastrado como un animal en el recinto del Teatro Nacional, ese día fue arrastrado con é, ell periodismo dominicano y la libertad de prensa”, puntualizó Castillo.

“El periodista –llámese Vianco Martinez o llámese como se llame- tiene derecho a ejercer su trabajo sin cortapisas y sin el miedo de ser víctima de violencia, como ha ocurrido en el caso del colega Vianco Martinez”.

Reitero que el CDP y toda su membresía llevarán la lucha porque se dé un escarmiento a los agresores de Vianco Martínez hasta las últimas consecuencias.

De su lado, Olivo de León, secretario general del SNTP, afirmó que la agresión al periodista Vianco Martínez es una ofensa a toda la clase periodística de la Republica Dominicana.

El dirigente gremial hizo un llamado a todos los miembros del SNTP a nivel nacional para que se mantengan atentos al proceso judicial iniciado por Martínez para evitar que sus agresores sean favorecidos con la impunidad.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Fiscalía cita de nuevo a los espalderos de Saymon Díaz



La Fiscalía del Distrito Nacional citó para este lunes a las 10:00 de la mañana a Rafael Emilio Vargas y Josué Vargas, los espalderos del empresario artístico Saymon Díaz que agredieron al periodista Vianco Martínez en el Teatro Nacional.

Según el requerimiento número 14572, los imputados deben comparecer al despacho de fiscal adjunto Carlos Manuel Hernández, de la Unidad de Decisión Temprana, la nueva instancia apoderada del caso del comunicador.

La agresión al periodista Vianco Martínez se produjo la noche del 23 de agosto, mientras esperaba en la Sala Principal del Teatro Nacional para entrevistar al cantautor español Pedro Guerra.

Como parte de la etapa e investigación del Ministerio Publico, la Fiscalía del Distrito ha citado en cuatro ocasiones a los imputados, pero solo ha logrado que comparezcan en una ocasión.

Hace tres meses, tras iniciar su reclamo de justicia, Vianco Martínez entregó una comunicación al Fiscal Alejandro Moscoso Segarra, quien le dio seguridad de que el caso no quedará impune.

Imagen. Vianco Martínez

viernes, 28 de noviembre de 2008

Los periodistas y la poesía

Vianco Martínez, nuestro poeta del periodismo, nos regala este párrafo de su ponencia en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCAMAIMA) sobre "Periodistas y Seguridad".

Como contador de historias, he caminado mucho y por muchos caminos, sólo por el simple hecho de buscar una historia para contársela a mi tiempo.

He trillado las cuatro estaciones y me he acostado sin pedirle permiso a nadie con los cuatro puntos cardinales; he escuchado a los campesinos contar el tiempo, no por los días transcurridos, sino por las cosechas perdidas; me he entregado sin remedio al hechizo de los caminos y le he pedido amores a las tardes de mayo, y muchas veces, de gancho con las estrellas, me he sentado a conversar con los arcoiris para que me cuenten sus colores y me revelen sus tesoros, en lugares que no existen ni en los mapas.

Y puedo decirles que la libertad de sentarse a contar una de esas historias cualquiera, sea de un príncipe o sea de un mendigo, no tiene precio. Y eso, a como de lugar, hay que preservarlo.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Silencio ciudad, silencio






Cuando la tarde vino a ella cargada de muerte, la vida decidió meterse, con dolor, a empujones, en la brisa y se abrió paso; constante, terca... De repente, entre las lágrimas hubo carcajadas...abrazos de un amor que continúa, sonrisas de un niño que no conoce de tristezas. Y ella salió a pasear con una mitad del corazón deseosa de desaparecer y la otra ilusionada con las sonrisas y los abrazos.

Un mar inmenso, azul y vivo, colocado entre la naturaleza verde y el misterioso vacío dio la bienvenida a una esperanza débil, tierna, frágil, casi sin ganas de avanzar, pero presente.

Ahora ella y la vida han regresado. Les dan la bienvenida los bocinazos de la ciudad, el apagón que en Santo Domingo nos lleva a las cavernas, las multitudes que dejan soledades. La vida sonríe, resignada. Aún no está de ánimos para enojarse. Necesita una tregua.

Silencio ciudad, silencio. La vida debe descansar antes de que llegue la muerte en busca de pleitos. Silencio ciudad, silencio.


Fotografía de Karina Diarte publicada en Flickr (modalidad de acceso a "todos").
Tal y como establecen las normas de uso de la comunidad, la fotografía tiene un enlace a la Web de Flickr.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Un artefacto misterioso apunta al mar





Diario de un ocioso

Panky Corcino

Los pescadores de playa Buen Hombre, en la costa de Montecristi, encontraron hace unos años un artefacto en el fondo del mar. Ociosos al fin, los pescadores vivieron una verdadera odisea para sacar aquel objeto negro del fondo del Atlántico. Los diarios publicaron algunas notas sobre el acontecimiento.

Las crónicas contaron que algunas embarcaciones sufrieron daños en el proceso de remolque de aquel objeto. La Marina de Guerra, creo que auxiliada por técnicos de la Embajada de Estados Unidos, se presentó al lugar para certificar que aquel objeto no era explosivo.

En Buen Hombre cuentan incluso que algunas personas, tan ociosas como los pescadores, llegaron a descargar sus armas de fuego contra el extraño objeto. Un simple gesto para poner otra pizca de magia a esta playa azul guardada por la naturaleza en medio de cerros cubiertos por bosque seco.

No cabe duda que somos un país maravilloso. Vivimos del turismo y la playa Buen Hombre es visitada con cierta frecuencia por vacacionistas nacionales y extranjeros. Pese a ello nadie se ha molestado, ni la Marina de Guerra ni la Secretaría de Estado de Turismo, en retirar este artefacto que sigue allí tirado, como un monumento a la ociosidad nacional.

No al abuso en la red




No, no , no. Protegamos a los niños. La Policía tiene que hacer su trabajo, rastrear a los depredadores de la red y someterlos a la justicia. Este territorio no está al margen de la ley. Globalicemos la persecusión contra el abuso infantil!

domingo, 16 de noviembre de 2008

El aborto, el cuerpo de las mujeres y la Reforma Constitucional

Para reflexionar esta semana, a propósito de la Reforma


El plan para prohibir de manera constitucional el aborto podría abrir la puerta para obstaculizar, también, la fertilización asistida

Riamny Méndez/Clave Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Desde la concepción-es decir, cuando un óvulo microscópico se une con un espermatozoide de la mitad de su tamaño- estará protegida la vida humana en República Dominicana, si se aprueba en el Congreso el proyecto de reforma de la Constitución propuesto por el Poder Ejecutivo.

El artículo 30 establece: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse en ningún caso la pena de muerte”.

Seguir leyendo en Clave Digital

domingo, 9 de noviembre de 2008

El mundo avanza y nosotros retrocedemos

Hace unos años, de vista en Haití, observé el cuadro de una mulata de piel blanca que miraba un espejo y veía su imagen negra.

Los dominicanos representaríamos la escena contraria. Somos el pueblo mulato (abundan las pieles negras) que cuando se mira al espejo se siente blanco. Negros y mulatos aterrados con su propia imagen, engañados con la idea de que a fin de cuentas somos casi blancos, “indiecitos”, “lavaditos”, en fin… de ahí viene uno de los más terribles complejos nacionales, el de inferioridad.

Tal vez por eso los “más claritos” todavía van a Montecristo, una discoteca que ha sido denunciada por tener dueños estúpidos, porque a fin de cuentas ¿cómo se le puede llamar a una persona que juzga a otra por el color de su piel y no por sus actos?

Un video del Informe con Alicia Ortega
, reproducido por Clave Digital, muestra como en el centro de diversión, el color cuenta. Y digo yo, ¿no sienten vergüenza los “claritos” que pueden entrar? ¿No sienten vergüenza de estar en un lugar donde, posiblemente, le negarían la entrada a un amigo, a un vecino, a un hermano?

¿O es que, para colmo, estamos orgullosos de esa estupidez?

sábado, 8 de noviembre de 2008

Para reflexionar, el discurso de Martin Luther King




Los que lo habían visto, mírenlo otra vez. Es el espíritu de la lucha contra la discriminación que nunca debemos olvidar.Esto a propósito del triunfo de Obama.

jueves, 6 de noviembre de 2008

¿Y qué nos espera?

De vuelta a la realidad nacional, les dejo con mi periodista invitado

Por Tomás Aquino Méndez

La cantidad de oficiales, sub oficiales y miembros de instituciones armadas vinculados con casos de narcotráfico y delincuencia preocupa a muchos dominicanos.

La imagen que teníamos sobre cuerpos como La Marina de Guerra, de que estaba formada por hombres y mujeres transparentes, se nos borró.

El dato ofrecido por el jefe de la Policía en torno a la cantidad de 980 integrantes de esa institución que han sido cancelados por su vinculación a las drogas, extorsiones y actos de delincuencia, nos dejan perplejos.

Pero, si todo lo anterior es para ponernos los pelos de punta, la información que ofrecen los diarios y que hablan de un ex diputado encabezando una banda de asaltantes, es para que nos pongamos de cabeza.

No quiero pensar de forma prejuiciada. No doy como cierta la versión ofrecida por el jefe policial, sin embargo, el hecho de que esa versión se difunda es altamente preocupante.

Si al desorden en los cuerpos armados, se suma la presencia de ex diputados en bandas y a eso se le agrega que los actuales legisladores son acusados de recibir soborno, entonces, ¿QUE NOS ESPERA?

miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿Y cuándo a nadie le importe?




La lectora, que se indentificó como Mela, ha escrito: “Soy blanca, mi ex es negro y mi hijo mulato. Cuando le llaman negro se olvidan del 50% de los genes que yo aporté”.




De todos los problemas del mundo, siempre me ha parecido curioso el “problema racial”. Si no fuera por las historias de esclavitud de comunidades formadas por personas negras, de la discriminación de grupos asiáticos y de blancos semitas; este “problema” daría risa.

Ya se sabe, los científicos lo han comprobado. Sólo hay una raza humana con distintos fenotipos porque a la vida y a la naturaleza les encantan la diversidad, las bellezas sorprendentes, los cruces espectaculares.

Ahora que Estados Unidos ha escogido a Obama, un presidente mulato (de padre negro y madre blanca) y estamos tan esperanzados en que “mejore” “el problema racial” que, para hablar claro, es el “problema cultural”, el “problema de educación de la sociedad” el “problema económico” de grupos humanos pisoteados por otros; leo el comentario de una lectora de el El País de España que me hace reflexionar sobre la importancia de estas discusiones sobre quién es un “negro puro” un “puro blanco”, un mestizo claro, oscuro, un mulato…un indiecito, un lavadito…

La lectora, que se indentificó como Mela, ha escrito: “Soy blanca, mi ex es negro y mi hijo mulato. Cuando le llaman negro se olvidan del 50% de los genes que yo aporté”.

Pensé que en parte tiene razón, que hay racismo en ciertos blancos que no se reconocen en un mulato, afanados por conservar una pureza que no existe porque todos somos mestizos.

Pero, luego me dije que habrá un cambio radical cuando “el tema racial” no nos importe en lo absoluto. Cuando en República Dominicana, por ejemplo, el cabello no sea “bueno o malo” y su arreglo sea sólo un asunto de estética personal, un tema trivial y no un detalle de vida o muerte para conseguir trabajo en un banco.

Porque, dígame usted, ya sabemos que el hijo de Mela es mulato, pero no sería más interesante saber si el hijo de Mela juega en el equipo de futbol del barrio, si le gustan las matemáticas o la literatura, si forma parte de una comunidad virtual de amantes de los unicornios para unirnos a su mundo loco….Pero, no. Sabemos que es un mulato, un dato del azar que nada nos dice sobre su persona y sin embargo y en el fondo, a muchos les importa tanto como el precio del arroz.

¿Y cuándo a nadie le importe si el hijo de Mela es mulato, blanco, negro o "amarillo"? El mundo habrá cambiado.

Foto: Obama, primer presidente "afroamericano" de Estados Unidos

jueves, 30 de octubre de 2008

¿Qué dirán las "madames y las doñases"?



-¡Madame, no sea ladrona!, dice, juguetona, una doña dominicana a una vendedora haitiana que quiere conseguir una sabana a mitad de precio.
¡No compra, no compra!, grita la “madame” molesta.
Luego, las mujeres discuten con acritud. Veinte minutos más tarde, llegan a un acuerdo: La sabana es vendida y la madame y la doña se despiden. Ya se sonreirán la próxima semana, en medio del bullicio del mercado de Tamayo, en la provincia Bahoruco.

Aquí las “madames” y las “doñases” son protagonistas del pequeño comercio y de la economía doméstica. Son diosas de las grandezas de lo cotidiano en este sitio que huele a orégano, a frituras, a ropa polvorienta y a sudor humano.

Por ellas dos culturas se encuentran. Entre los prejuicios y las barreras lingüísticas, se tejen amistades, historias solidarias, cariños extraños que trascienden los precios de las sábanas y de las habichuelas.

Ahora que en mi provincia a unos cuantos les ha dado por practicar la xenofobia, ahora que en Neiba, su capital, en ¡Neiba! un incidente en el que supuestamente un haitiano mató a un dominicano ha desatado una persecución contra sus compatriotas (me pregunto si también contra dominicanos de padres inmigrantes) tenemos que apelar a la sabiduría de las “madames” y las “doñases”.

Ellas hacen comercio y amistad, a pesar de los prejuicios. ¡Cuántas veces una doña no le llevó un vaso de agua a la madame! ¡Cuántas veces una madame no rebajó un producto, olvidando la lógica del comercio, para ser solidaria con una doña en apuros!

Yo, que crecí cerca de ese mercado, que soy hija de una doña que cuenta entre sus amigas a una madame encantadora, sé de lo que hablo. Estoy segura de que ellas no aprueban la barbarie que ha ocurrido en la provincia. No les he preguntado, pero sé que les duele que 500 haitianos fueran obligados a abandonaran sus casas por un delito que no cometieron. Inocentes perseguidos por xenófobos.

Les prometo que cuando vaya a mi pueblo, uno de estos días, entrevistaré a madames y a doñases para que nos cuenten lo que piensan de esta locura, de esta cobardía.

Imagen de: http://www.avveduto.com/

lunes, 27 de octubre de 2008

Sí, estamos hasta el aura de tanta porquería



Sólo puedo decir corroboro, corroboro.

sábado, 25 de octubre de 2008

Humanidad



Altagracia es una trabajadora doméstica de 50 años de edad que cada tarde debe subir decenas de escalones empinados para llegar a su casa, uno de los ranchos de un miserable caserío en la zona más pobre del sector Los Ríos, en la Capital.

Me imagino a esta cincuentona en su casita, luego de trapear y planchar ropas en varios apartamentos. Supongo que, como la mayoría de las mujeres dominicanas, hace la cena, regaña a los hijos adolescentes, consuela a una vecina en problemas, llama a su mamá por el teléfono celular que se ha comprado con sacrificios…y al final de la jornada, tal vez le quede tiempo para los mimos de los muchachos y para coquetearle al marido.

Doña Altagracia es hiperactiva. Desde las 8:00 de la mañana corre de casa en casa y algunas veces no desayuna. Quizás por esa razón, tal vez por las tensiones acumuladas, los años de trabajo y las tristezas de la vida, una de esas mañanas calurosas, cuando el sol se empeña en comernos vivos, se mareó en una de las viviendas donde se gana el pan, el salami y los huevos de cada día.

La dueña de la casa le hizo una sopa de ajo, le masajeó el cuerpo, le regañó por su mala costumbre de no comerse el desayuno que con tanto cariño le prepara y se quedó preocupada porque no pudo comunicarse con la empleada doméstica. No encontraba su número de teléfono.

Cuando su hija llegó del trabajo, le ordenó, con la autoridad que conservan las madres durante toda la vida, que localizara a Altagracia. Como la hija se entretenía en nimiedades, le reclamó con dulzura por el tiempo que tardaba en comunicarse con esa Altagracia “que como sea me ayuda en algo, no mucho”…

Y, la hija, que no se mete en los líos de la Mamá y Altagracia, “porque ellas se entienden”, no le dio importancia al comentario sobre el trabajo de la mujer y finalmente la contactó por el celular.

Las doñas conversaron. La Mamá regañó a Altagracia otra vez. “Te vas a morir”, “Llámame mañana, no vengas” le decía constantemente. Luego, le recordó a su hija que quiere a esa mujer que ha trabajado con ella durante años. Le dijo, como para darle una lección, que aunque no la conociera, se habría preocupado porque “hay que tener humanidad”.

Y yo, que andaba de visita en aquella casa y que sólo conozco a Altagracia por la conversación entre la madre y la hija, también entendí la lección.

Me he quedado con el recuerdo de Altagracia y ahora pienso en las Altagracias que han pasado por mi vida…y reflexiono sobre el hecho de que nunca les hice el desayuno.

Entiendo cabalmente lo que significa tener humanidad porque un ejemplo vale más que mil ensayos o que cien discusiones en la universidad. ¡Qué discusiones tan geniales! Pero, ¿cómo se llamaba el conserje que servía el café?

Fuente de la imagen: www.wikipedia.org

domingo, 19 de octubre de 2008

Van dos meses de la agresión y la Fiscalía aun no actúa”

(Solidaridad con
Vianco Martínez)

A dos meses de la agresión de que fue víctima en el Teatro Nacional, el periodista Vianco Martínez expresó su “extrañeza” por el retraso de la Fiscalía del Distrito Nacional en completar la fase de investigación, y pidió al Fiscal del Distrito, doctor Alejandro Moscoso Segarra, que no permita que la querella muera en su jurisdicción.

Martínez fue atacado la noche del 23 de agosto por Rafael Emilio Vargas y Josué Vargas, dos espalderos al servicio del empresario Saymon Díaz pertenecientes a la compañía Centauro Security Group, mientras esperaba para realizar una entrevista periodística al cantautor español Pedro Guerra.

“Esta semana se cumplen dos meses de esta cobarde agresión y todavía la Fiscalía del Distrito Nacional ni siquiera ha interrogado a los testigos”, expresó.
Martínez recordó que ha tomado la palabra al magistrado Moscoso Segarra, quien le dio seguridad de que su caso será llevado como es debido.

“Estoy confiando en la palabra empeñada del magistrado Moscoso Segarra y en la seguridad que me dio de que el Ministerio Público jugará su papel como es debido”, puntualizó el comunicador.

Y añadió: “Señor Fiscal, no permita que la querella en contra de los agresores del Teatro Nacional muera en su jurisdicción”.Sostuvo que la justicia tiene que dar un ejemplo ante esta agresión para que “nunca más” vuelva a suceder.

Vianco Martínez aseguró que mantiene el sometimiento en contra de sus agresores y dijo que nadie, por más poder que tenga y por presiones que ejerza, va a vencerlo por cansancio.

“Si alguien está interesado en dar larga al asunto, a fin de que me retire por cansancio o por falta de resistencia, puede estar seguro de que pierde su tiempo”, enfatizó.

Martínez deploró el ataque de que fue víctima y reiteró que no había motivos para proceder con violencia por el sólo hecho de esperar una entrevista periodística. “Sigo pensando que aquello fue una infamia y que sus responsables tienen que pagar por ello ante la ley”, manifestó.

Vianco Martínez explicó que el proceso judicial que lleva a cabo tiene el doble propósito de que se haga justicia frente a la conducta delictiva de unos espalderos y de quienes los mandan, y además de decirle a la sociedad que el derecho a la información sigue vigente en la República Dominicana y que los periodistas pueden ejercer sus libertades con seguridad de que no serán víctimas de la violencia.

“Esta es una oportunidad que tiene la justicia de decirle a la sociedad que hacer una entrevista, sea a un artista o a un carbonero, a un presidente o a un vendedor de naranjas, a un ministro o a un mendigo, no es una delito y que, por el contrario, es una de las muchas maneras de ejercer el derecho a la información, que está consagrado constitucionalmente”, precisó.

Martínez dijo que cuando se permita que a un periodista se le arrastre como un delincuente por hacer unas preguntas, ese día se empiezará a escribir el epitafio de la libertad de prensa en la República Dominicana.

El caso de Vianco Martínez es conocido por la magistrada Cándida Ramos Ovalle, coordinadora del departamento de crímenes y delitos contra las personas de la Fiscalía del Distrito Nacional, tras la salida del doctor Demetrio Ramírez Ramírez, sobre quien el querellante expresó inquietudes de que estaba cometiendo irregularidades inexplicables en la conducción del proceso.

lunes, 13 de octubre de 2008

Las informaciones y la crisis financiera

He seguido las informaciones sobre la crisis financiera mundial, originada por un lío mayúsculo con las hipotecas de Estados Unidos, en medios tradicionales como El País y The New York Times y en sitios no tan convencionales o antisistema como Rebelión y por supuesto, en las páginasde organismos oficiales como el Fondo Monetario Internacional.

Les diré la duda que asalta mi alma, luego de quemarme las pestañas: Me pregunto por qué se citan en tan pocas ocasiones los nombres de las personas e instituciones culpables de la crisis en Estados Unidos, pero también en Europa. Al fin de cuentas, hubo quienes estafaron al prójimo. Otros sólo dejaron hacer. ¡A cada quien según su culpa!

Mi otra gran interrogante: ¿quiénes serán sacrificados para salvar a los banqueros y a los especuladores? La prensa reseña las noticias sin especificar, por ejemplo, qué partidas presupuestarias serán recortadas. (¿para premiar la eficiencia?)

El grupo de los siete países más industrializados, G7, se reunió para apoyar a los banqueros e inversionistas, esos que tanto proclaman la libre competencia, apoyados por economistas que enseñaron que siempre hay ganadores y perdedores.

(Me pregunto por qué no pierden con tranquilidad su negocio. Hay pequeños comerciantes que tendrán que cerrar su local, por responsabilidades ajenas, y para ellos no hay subsidio. Se puede salvar el banco sin devolverlo a los mismos que los quebraron. Algunos son investigados por el FBI).


Da la sensación de que todos, de alguna manera, somos responsables y que debemos cooperar para poder salvarnos de una crisis que nos hará más pobres. ¡Solidaridad con los banqueros y hasta con los más burdos especuladores de capital financiero!

Lo peor, es que gran parte de la prensa de Estados Unidos les hará el juego a los burócratas. Algunos medios ni siquiera escribirán la palabra crisis. Supongo que algunos artículos parecerán más bien ¡informes técnicos del Banco Mundial! Si la prensa, encargada de llamar a las cosas por su nombre, cuando los oficinistas las tiñen de eufemismos no hacen su trabajo, pues…mal andamos porque incluso hay periodistas orgullosos de su contribución.

Ahora, digo yo. ¿No hay sanción para el país o los países que permitieron, con su irresponsabilidad, que la crisis afectara a terceras naciones? Lo que más extraño es a los organismos internacionales pidiendo que rueden cabezas, despotricando contra los irresponsables que no hicieron caso cuando se les advirtió de que íbamos por mal camino.

sábado, 4 de octubre de 2008

Lavado de conciencia



Muchos puertorriqueños y dominicanos que -como yo- se acercan peligrosamente a los 30, conocen esta pieza de hip-hop, que también fue bien recibida por algunos que no son tan fanáticos del género, entre los cuales me incluyo.

Me animé a colocarla para expiar una pecado de pensamiento. El viernes estaba en Capotillo y me asusté cuando, de repente, se acercó a mí un joven con tatuajes (en actitud nada amenazante).

El muchacho pasaba por la acera y me faltó poco para correr (no lo hice por la compostura que se supone debe guardar un periodista mientras trabaja). Luego, pensé en lo irracional de la actitud.

Como nada es mejor para la buena conciencia que confesar el pecado, pues confieso que me asusté de su apariencia, que juzgué mal a un muchacho que caminaba hacia la motocicleta con la que se gana la vida.

Es bueno reconocer los síntomas del inicio de la enfermedad de la intolerancia a tiempo, para curarse. Lo peor es creerse inmune y argumentar a favor de una con ejemplos de actitudes y hechos del pasado.

Después de todo, hubo una época en la que jóvenes rebeldes dominicanos escribieron, como los franceses: “La imaginación al Poder” y ahora muchos de ellos ejercen el poder sin imaginación y apoyan redadas policiales en las que muchachos que cometen el pecado de verse diferente son encarcelados durante 24 horas en los destacamentos, mientras prueban su inocencia.

¡Que vergüenza! El joven de mi espanto no roba, no mata, no vende drogas, ni es un funcionario corrupto. Es sólo un chico al que le dio la gana de tatuarse.
Quise huir de él y, sin embargo, nunca he intentado huir de quienes apoyan la injusticia de que un hombre honrado vaya a la cárcel.

(Este es un paréntesis musical. Luego hablamos de las informaciones publicadas en la prensa sobre los consejos de las instituciones del Consenso De Washington al gobierno de Estados Unidos a propósito de la crisis financiera).

martes, 30 de septiembre de 2008

Somos ciudadanos del mundo, para las perdidas



Esta caritatura publicada en Rebelion me ha parecido tan genial que no pude resistir la tentación de compartirla con ustedes. Ilustra muy bien las consecuencias de la crisis financiera de Estados Unidos, y a nivel local, los desastres de las que nosotros vivimos con las quiebras de los bancos. Nacionalizar las perdidas e individualizar las ganancias. ¡Viva la apología del esfuerzo personal!

¿Quién es tan ingenuo para creer(como en la Trinidad) en el libre mercado de forma absoluta? La economía siempre es dirigida y nuestra prosperidad no depende sólo de nosotros. Tiene que ver con el entorno.

La moneda se devalúa por decisión de un gobierno, por presión de lobbies empresariales o por especulación oportunista. Y usted, usted mi amigo, que hace apología del esfuerzo personal, lo puede perder todo. Tal vez con lo que ahora compra una casa, podrá tener un chicle.

Y usted madrugador, pequeño empresario convencido de que los pobres son vagos que no quieren trabajar, puede convertirse en un mendigo porque su Gobierno y el lobby empresarial que influyó en una negociación determinaron que su sector tenía que ser sacrificado. ¡Será que no se esforzó lo suficiente! No, tal vez le faltó innovación, productividad o visión. Crea el cuento y siga leyendo libros de autoayuda para hacerse rico…

Por cada historia de éxito escrita en un informe, hay miles de fracasos. Y fracasa gente inteligente, emprendedora y entusiasta como usted, pero a ellos les dicen vagos improductivos. Conozco a personas fenomenales, madrugadoras y brillantes sin empleo ni capital. Pero, no lo entendemos. Tenemos el cerebro carcomido por el evangelio de la prosperidad y el mérito.

El éxito de una sociedad consiste en hacer pactos colectivos que eviten la injusticia sin limitar la libertad. Esa es la parte compleja. Por eso no me gusta que todo el poder se encuentre en manos del Gobierno, pero tampoco de los empresarios.

Al Estado siempre podremos exigirle, porque finalmente nuestros representantes necesitan votos y apoyo, pero un banco sólo necesita nuestro dinero y bien se ve que lo puede conseguir por las buenas o por las malas (con nuestros ahorros o con nuestros impuestos) y que por cierto, a veces no es tan eficiente. Pero, ocurre que cuando el Estado es deficiente nosotros criticamos y se privatiza. Cuando un banco es ineficiente, pues, como no somos tan malos, no lo dejamos solo, acudimos en ayuda del prójimo afligido…

Lo que más me llama la atención, a propósito de la crisis, es el cambio de lenguaje.
Ahora quienes siempre hablan de la competencia, quieren solidaridad. El presidente de Estados Unidos, George Busch nos ha llamado a todos ciudadanos del mundo. Yo me sentí halagada, imagínense, pensaba que era una ciudadana del submundo…

Si no fuera por el miedo que me da la crisis hasta habría comprado champaña para celebrar.

Les dejo una encomienda para un análisis que quiero hacer. ¿Podrían ustedes por favor ayudarme a encontrar noticias relacionadas con las opiniones de los organismos financieros sobre las medidas que ha tomado o que debe tomar la nación del Consenso de Washington?

Creo que será un ejercicio interesantísimo… Luego les cuento.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Lo mejor de todos, sin himnos nacionales



Muertos de risa, en el encuentro había fantasmas de matemáticos sabios, libertarios empedernidos, presidentes capaces de inventar buenas políticas de seguridad social (¿por qué no resucitamos algunos?), escritores fascinantes y músicos que creaban el mundo con sonidos.


Por instantes, podíamos inventar un país ideal con lo mejor de la historia y del presente de cada nación. Las bibliotecas iraquíes, el vino francés, la diversidad y el blues de los Estados Unidos, la pintura y el espíritu de libertad de Haití, la comida española, los músicos de rock ingleses, el mar dominicano…

Una reunión memorable, donde todos éramos ciudadanos del mundo. Los presentadores hablaban de sus países, casi siempre resaltando lo positivo y sin los himnos que nos mandan a matar a los extranjeros si se pasan de la raya.

Los representantes de cada patria nos dejaron el gusto por visitar a todo el planeta (¡Quiero ver el mar de Portugal, ya!) durante un encuentro el sábado 20 de septiembre en el Centro Bonó, patrocinado por el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes. Había en aquellas presentaciones amor por cada país sin nacionalismos peligrosos.

Me sentía en la famosa aldea global, hasta que escuché el himno nacional más hermoso del mundo (el dominicano, como comprenderán) al inicio de la disertación sobre mi país y por primera vez no me gustó oírlo.

Lo canté después del encuentro y comprobé que me sigue llenando de emoción, sólo que en ese momento pensé: ¡tan bien que estábamos aquí, sin estas historias de guerras y orgullo!

P.D.Les recomiendo ver el video. Jorge Drexler es un cantautor uruguayo que a partir de la realidad de judíos y palestinos, nos da luz sobre el tema de los nacionalismos perversos. El título de la canción es "Milonga del Moro Judío".

viernes, 26 de septiembre de 2008

Uvilla queda parcialmente incomunicada



(Señores, las lluvias han dejado tragedias. Gente que perdió casas, agricultores que quedaron sin cosechas y sin tierras. No nos olvidemos de ellos. Les dejo con esta nota de Claudia Fabián que nos recuerda las dificultades que enfrenta la comunidad de Uvilla)


Claudia Fabián Pineda*

Tamayo, Bahoruco. El trayecto Uvilla-Tamayo ha quedado prácticamente incomunicado debido a que el río Yaque del Sur se ha llevado la mitad de la carretera. El síndico de Uvilla, Samuel Ramírez Matos, informó este viernes que se ha prohibido el paso de vehículos por la zona para evitar accidentes.

Según las autoridades de ese municipio el cauce del río Yaque del Sur se desvío desde la tormenta Noel, situación que ha provocado desde entonces la pérdida de más de 1000 tareas.

Hace más de dos semana que los moradores de Uvilla viven una situación del temor, debido a que el río amenaza con dejarlos incomunicados.

Tanto el síndico como miembros de la defensa civil, aseguran que la solución es la construcción de un muro y la canalización del río, para evitar que Uvilla sea inundada y se pierdan vidas humanas.

En el lugar del hecho se encuentran una amplia comitiva de los miembros de la defensa civil, comités comunitarios de emergencia y la red de alerta temprana de Visión Mundial, trabajando para evitar que las personas se acerquen al lugar.

*Claudia Fabián es periodista, trabaja en la red de alerta temprana de Visión Mundial y en Radio Enrquillo.

(Linda Valdez ofrece información actualizada sobre el tema en Clave Digital)

miércoles, 24 de septiembre de 2008

La niña Masiel Ramírez murió

Por Lisette Rojas
Lamentamos comunicarles que la niña Luz Massiel Ramírez Turbí falleció ayer después de la operación a corazón abierto que le practicaran con la finalidad de corregirle un problema congénito que padecía.
Su madre Santa Turbí y su padre Beato Ramírez agradecen a todas las personas e instituciones que colaboraron para conseguir los 797 mil 977 pesos que costaba la operación en el Hospital Metropolitano de Santiago.
El sepelio tuvo lugar en la Sociedad Madre y Amiga de los Pobres, en el sector África, de Arroyo Hondo II, donde reside la familia. Los restos de la niña de cuatro años fueron sepultados a las once de la mañana en el cementerio de Arroyo Hondo.
Cientos de personas se presentaron al lugar para darles el pésame a los familiares que, aunque consternados, aprovecharon la oportunidad para agradecer a la gran cantidad de gente que respondió al llamado de ayuda que se hizo a través de los medios de comunicación, con la ayuda de los periodistas solidarios.
Pese a su dolor, el padre contaba cómo lo llamaban los periodistas y gente desconocida, de buenos sentimientos para saber sobre la evolución de la niña.
"Una señora me llamó de otro país y me dijo: "Ya tenemos 30 mil pesos reunidos. No se preocupe, que nosotros no vamos a descansar hasta que usted tenga el dinero para operar a la niña. También hay dos periodistas que me llamaban todos los días para saber de ella. Pero se hizo la voluntad de Dios", recordaba llorando el padre.
En ese sentido, la familia agradece a Martha Kelly, en Listín Diario; al equipo de El Gobierno de la Mañana, a la Lotería Nacional, a Judith Leclerc, Remolacha.net, Yvonny Alcántara, de Diario Libre; al equipo de Siete Días, a Petra Saviñón y Llenis Jiménez, del periódico Hoy; Juan Julio Gómez, en El Caribe; el equipo de Dominicashoy.com, a Diariodigital.com.do, laveraddominicana.wordpress.com, ferzvladimir.blogspot.com y todos los blogs y páginas que se hicieron eco de la situación.

Sus agradecimientos van también para los donantes de sangre que se presentaron en el hospital, para el equipo de seres humanos valiosos que se formó en Estados Unidos y otros países, que además de aportar dinero, siempre llamaban a la madre y al padre para ver cómo evolucionaba la niña y saber si hacía falta más dinero y a aquellos que reenviaron el correo y la información e hicieron donaciones anónimas.

La familia se acoge a la voluntad de Dios que, reconoce, es soberana.
.

martes, 23 de septiembre de 2008

Nuestro oficio


Los periodistas marcharon. Me alegro de que se haya sentado un precedente. Pero, espero que no sea necesario marchar otra vez.

Estamos mejor cuando escribimos nuestras crónicas, cuando incomodamos al PODER con la noticia que descubre lo oculto. Sin aspavientos.

Cuando el periodista es la noticia, algo anda mal en la sociedad. Nosotros somos los historiadores de cada día, no el centro de la historia. Yo siempre estoy en un rincón, observando. De vez en cuando, salgo de mi rinconcito para hacer preguntas y luego, escribo. Es lo que quiero hacer.



*Vianco se coloca una cinta. De espaldas la presidente del Colegio de Periodistas, Mercedes Castillo. Foto. cortesia de Judith Lecrerc

Por la profesión de la libertad

Apoyo el libre ejercicio de mi profesión. Ojalá que esta jornada de protestas sirva para demostrar a la sociedad que valoramos este oficio y queremos defenderlo y nos recuerde a nosotros mismos que hemos escogido una profesión grande.

Debemos esforzarnos por ser dignos de ella.

Por el libre y digno ejercicio de la libertad. Por Vianco y por todos los periodistas dominicanos que nos han enseñado el valor de las noticias, de las historias de la gente y de la decencia más allá de las poses y los discursos políticamente correctos (Nosotros nos entendemos ¿Qué te parece Vianco?)

Me uno a las protestas de los blogs de negro.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Una madre clama ayuda para operar a su hija de corazón abierto




Lissette Rojas

SANTO DOMINGO. DN/ República Dominicana.- Luz Massiel Ramírez Turbí tiene cuatro años y unos ojos expresivos que muestran sus deseos de vivir. La niña es una pequeña luchadora que ha estado grave al menos 20 veces a causa de una enfermedad congénita y ha salido victoriosa. Pero hoy enfrenta su mayor reto: una operación a corazón abierto que la sanaría, pero cuesta 797 mil 977 pesos.

Su madre la mira desesperada, con tristeza porque sabe que cada minuto cuenta en la lucha por la vida de su hija.

"Ella tiene una canal AB completo que es algo que ellos –los médicos- entienden, pero sí tiene grandes complicaciones. Para explicar más claro la situación, ella necesita urgentemente una cirugía a corazón abierto. Tiene hipertensión pulmonar además del problema tan agresivo que tiene en el corazón", expone Santa Turbí, madre de la pequeña.
La familia no tiene recursos, por más que el nombre de su sector evoque la riqueza. Ellos viven en la Calle H-5, de Arroyo Hondo II, en un caserío llamado África, que pertenece al barrio isla compuesto por los sectores de Los Ramírez y Galindo. Esto es a unos metros del destacamento policial y a menos de un kilómetro de Cuesta Hermosa II.

Con el "corazón en la mano", Santa Turbí y Beato Ramírez Rojas (Nen) -los padres de la niña- solicitan a quien pueda que colabore para reunir los fondos que se necesitan para la intervención quirúrgica en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS).

"Les digo a quienes pueden colaborar que piensen que esto no lo voy a vivir solo yo. Esto lo vivimos todos a diario. Hoy yo necesito de cualquier persona que me pueda ayudar y algún día me van a necesitar a mí porque en realidad no sabemos. Yo les pido que con todo su corazón aporten con lo que puedan porque esto es prestado. Esto es hoy por mí y mañana no se sabe quién lo va a necesitar. La verdad es que les hago un llamado a todos para que me ayuden", implora la mujer.

El número de cuenta es 744 99 54 16, del Banco Popular a nombre de Santa Turbí, cuyo número de teléfono es 829-566-1750. El número de Beato Ramírez Rojas, el padre de la niña es 829-283-3356. La Junta de Vecinos es 809-323-2713.

Otra forma más directa es que la gente puede ir a su hogar si quieren aportar a la causa de la niña.

La operación, si se consigue el dinero, será el martes o el miércoles. "porque es una jornada de unos cirujanos que vienen de otros países y ellos no vienen a todos los hospitales.

"Nosotros llevamos cuatro años esperando por este momento y ahora fue que tuvimos la oportunidad y tenemos que aprovecharla, porque ya los doctores no me garantizan que ella pueda vivir mucho tiempo si no se le hace esa cirugía. El cardiólogo pediátrico de ella que trabaja en la Plaza de la Salud busca los hospitales que se pueden prestar para que ellos hagan su trabajo y ahí fue que se pudo conseguir", precisa Santa Turbí.

Desde que supieron que los médicos venían, los familiares no han cesado en su búsqueda de ayuda. Han ido a los medios de comunicación, a los funcionarios, pero sin mucho resultado.

"He tocado casi todas las puertas, pero no me dan esperanzas. He ido a la televisión, a la radio, pero no me garantizan nada ni me pueden ayudar porque es demasiado dinero. Yo estoy esperando por el Despacho de la Primera Dama, que me pusieron una cita para evaluarme la niña para decirme con cuanto me pueden ayudar. Estoy esperando por ellos".

La Junta de Vecinos de Arroyo Hondo II está decidida a no dejar morir la niña por falta de dinero. Han iniciado una campaña que consiste en poner cajas en colmados y otros negocios para que cada cual colabore como pueda. Además están haciendo "un casa por casa" y peajes en los que se detienen los vehículos y se les pide algo de efectivo.

"Nosotros iniciamos la coordinación el día 15, porque nosotros –la Junta de Vecinos- no estábamos enterados del caso. Hemos puesto cajas con información del caso de la niña en los colmados para que nos hagan alguna colaboración. Estamos buscando apoyo. Ayer fuimos a la Z 101. Ella también fue al Despacho de la Primera Dama, pero no sabemos en que esta eso", detalla Fernelis Echavarría, miembro de la Junta de Vecinos.

Echavarría considera que a Santa, la madre, la sorprendieron con el tiempo, porque ella no pensaba que para estos tiempos ya la niña iba a estar en evaluación.
Para el sábado la Junta de Vecinos tiene planificada un peaje en Los Ramírez.

"Ellos me dijeron que cuando yo tenga la gran cantidad de dinero, que solo me falte algo, ellos sí me ayudan. El doctor me ha dicho que antes de la cirugía yo debo tener ese dinero, porque ellos sin eso no lo hacen", concluye la madre, con un brillo de esperanza en los ojos porque la prensa se hace eco y porque pueden surgir nuevas almas caritativas.

Solidaridad con el periodismo




Un minuto para reiterar mi solidaridad a Vianco Martínez, un periodista excepcional agredido por dos agentes de la seguridad del empresario Saymon Díaz, mientras gestionaba una entrevista antes de la celebración de un concierto de Pedro Guerra. La Fiscalía le ha dado una tercera “oportunidad” a sus maltratadores.

Itania María ha escrito sobre Vianco y sobre las vejaciones a otros reporteros como Nuria Piera, Huchi Lora y Odalis Mejía. Les remito a su bitácora.

Pero, también quiero dejar plasmada en este espacio mi solidaridad para Nuria Piera y Huchi Lora. Un tribunal pretende obligarlos a entregar las grabaciones íntegras de sus investigaciones sobre la Empresa Ladom, acusada de vender leche de mala calidad para los estudiantes de escuelas públicas.

No, no y no. Los periodistas tenemos el derecho y el deber de proteger a nuestros informantes. Esta sentencia pone en riesgo un derecho que forma parte de la mejor tradición del periodismo de investigación de todos los tiempos.

Si nos quedamos callados ahora, luego no nos quejemos de la censura. No, no y no. NO al silencio.

El silencio es la peor arma de los periodistas.

Imagen: http://ecatepecnoticias.blogspot.com

lunes, 15 de septiembre de 2008

Esperanza a lo Sabina



Yo no sé si usted es optimista o pesimista, esa discusión está muy buena para las crisis existenciales y las divagaciones filosóficas de cada cual. Pero, he llegado a la conclusión de que lo ético es actuar.

Entre las inundaciones de El Peñón de Barahona, donde las víctimas sobreviven en el lodo, abandonadas como si no vivieran en este mundo; la muerte de un niño en la cordillera por falta de asistencia médica y la crisis que amenaza con aplastarnos, los dominicanos no tenemos muchas razones para el optimismo. Sin embargo, no podemos quedarnos sentados en casa, rascándonos la barriga.

¿Es que estamos locos? Hay familias en el lodo y nosotros aquí, “hablando de la infinita levedad del ser”.

Los que sepan escribir que escriban, los que sepan protestar que protesten y los que tengan la posibilidad de ayudar directamente que ayuden. Pero la indiferencia, jamás.
Soy una pesimista enemiga de la inacción.

A los que tienen ganas de cortarse las venas por sus tragedias domésticas o a aquellos que no soporten la maldad en el mundo y quieran encerrarse en una tasa de cristal, que vean el video de Sabina, se tomen una fría, se sequen las lágrimas y bajen el lomo.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Aguaceros ponen en riesgo a Tamayo, Uvilla y el Jobo

Residentes en el municipio de Tamayo han empezado a sufrir los efectos de las lluvias que dejó a su paso el huracán Ike, a pesar de que el río Yaque del Sur-que representa el mayor peligro para esta localidad- no ha penetrado al pueblo. Varias casas han empezado a inundarse y al menos dos familias se vieron forzadas a refugiarse en una residencia vecina. Otras se mantienen a la expectativa para abandonar sus hogares en cualquier momento.

Las lluvias iniciaron a las 4:00 de la tarde y hasta las 11:00 de la noche de este domingo el aguacero no había parado, un hecho inusual en esta localidad aun durante la temporada ciclónica.

El aguacero ha afectado, además, a las comunidades de Uvilla y el Jobo, que también son vulnerables a las crecidas del Yaque del Sur.

sábado, 6 de septiembre de 2008

El Sur está en peligro

Aunque no serán tocadas por el huracán Ike, las provincias de Barahona y Bahoruco se encuentran en peligro por las lluvias, la saturación del suelo y el desagüe de la presa de Sabana Yegua. Al menos 15 localidades están incomunicadas debido a la rotura del dique del Canal Trujillo de Mena, según una nota del Listín Diario firmada por José Cornielle.


Les pido que nos mantengamos atentos a los posibles daños en el Suroeste, que tan pocos dolientes tiene, y donde el olvido causas más daño que las lluvias. Como Sureña quiero que nos informemos y actuemos con rapidez. A los colegas les pido que incluyan al Sur en las noticias sobre el huracán. Quiero que esta vez nos comportemos como si el Sur estuviera en el mapa de nuestra idea de nación.

martes, 2 de septiembre de 2008

La Libertad de Internet




El colega Oscar Quezada tuvo la gentileza de llamarme para que le opinara sobre la propuesta de regulación de los blogs, impulsada desde el diario El Caribe. Como el espacio es limitado, no pudo colocar toda la información. Quiero compartir con ustedes lo que pienso. Estos son los párrafos que mandé a Quezada ayer en la tarde.

Internet es, sobre todo, un espacio de libertad. Los blogs muestran lo que ese medio, tan criticado a veces, es capaz de producir. Han cobijado las opiniones de grupos marginales, de quienes no encuentran espacio en medios de comunicación tradicionales en sus países. Generación Y, administrado por Yoany Sánchez, es un famoso blog cubano, que ganó el premio Ortega y Gasset. Un espacio muy crítico.
Hay ejemplos similares en Estados Unidos, Europa y el resto de Latinoamérica. ¿Qué hay cosas malas? Pues también, igual que en los periódicos, la televisión o la radio.

Creo que no hay necesidad de regular los blogs de manera particular. ¿A santo de qué? Existen leyes para defender el honor de las personas y otros delitos (y se aplican indistintamente al papel, a la red o a la calle). Hay incluso un departamento de la Policía especializada en delitos informáticos. No le veo sentido a la idea de una regulación especial.

Todo el que quiera debe tener un blog, sea un intelectual o un obrero. No hay que temerle a una de las formas más efectivas de libertad de expresión. (A veces estamos de acuerdo con la libertad de una forma abastracta, pero le tememos a su ejercicio) Creo que de ese universo saldrán cosas interesantes incluso para los medios de comunicación tradicionales, que ya in corporan blogs en sus ediciones de la red.

Imagen: Blog de Joan Guerrero

Carta de Vianco Martínez a Joseph Cáceres

Señor

Joseph Cáceres

periodista

Estimado amigo y colega:

El respeto que te has ganado en el largo ejercicio de un periodismo que prácticamente ha hecho escuela en una de las vertientes de la comunicación social, casi me obliga a hacerte destinatario de estas precisiones.

Lo hago en respuesta a la andanada de mentiras mal coordinadas que te mandó recientemente Rafael Vargas, el jefe de la cuadrilla de espalderos que actuó la noche del concierto de Pedro Guerra, que es la misma persona que dirigió esa acción infame y desproporcionada.

Ante todo, gracias del alma por el apoyo y la solidaridad que me has ofrecido en este momento difícil.

1. Yo no me infiltré en la Sala Principal del Teatro Nacional. Infiltrar, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es entrar subrepticiamente en un lugar con propósitos malsanos. Yo entré al edificio del Teatro Nacional para hacer una entrevista, respetando todas las reglas de la cortesía. Pedí permiso y me lo concedieron, dije buenas tardes y me respondieron. Nadie me detuvo, nadie me recriminó mi presencia y nadie me planteó ninguna restricción.



2. Es absolutamente incierto que los espalderos de Saymon Díaz dijeran "por favor, tiene que acompañarnos al lobby". No. La cosa no fue tan maravillosa como él la cuenta. Desde el primer momento, Rafael Vargas estuvo profiriendo amenazas y haciendo galas de una soberbia desbordante.



3. Tampoco es cierto que fuera tan simple como "lo levantamo.s lo tomamos por el brazo y lo levantamos del asiento y procedimos a sacarlo de la sala". El momento no fue tan maravilloso como él lo está planteando. Fue de la siguiente manera: él no me levantó por brazo, él me levantó por el cuello, luego de que me hiciera fuerza como si me estuviera ahorcando. Después que me sacó de la silla por el cuello, me puso violentamente en el pasillo, y allí, hecho una furia de arrogancia, me empezó a retorcer el brazo izquierdo sobre la espalda. Y así, en esas humillantes condiciones, me llevó a la fuerza al lobby, de allí me condujo al pasillo norte de la edificación y, después de recorrer un pequeño pasillo que hay por esa área, me saco, siempre a la fuerza, por la puerta que da al parqueo de la calle Pedro Henríquez Ureña.



Una cosa debe quedar clara, amigo Joseph Cáceres, y es que si yo me hubiera resistido, con el derroche de arrogancia desatado por aquellos hombres y con toda la violencia que caracterizó en todo momento su comportamiento, puedes estar seguro de que hoy no te lo estuviera contando.

Toma en cuenta que mientras ellos tenían la fuerza bruta, yo tenía una libreta y una grabadora.

Considero que, más allá de lo que constituye un incalificable atropello a la persona y un evidente ultraje moral, allí hubo un impedimento intencional a un ejercicio consagrado constitucionalmente en este estado de derecho, como lo es el derecho a la información y al ejercicio periodístico.

¿Quien dijo que la libertad de informar, en este caso, la libertad de hacer una de las acciones previstas para hacer efectivo ese derecho, puede estar en manos de personas armadas, que ni siquiera eran autoridad del Teatro Nacional, y que están mas cercas de la condición paramilitar que de la condición institucional? ¿Quien lo dijo?

Es imposible buscarle palabras bonitas a un acto tan feo, tan bochornoso, tan degradante, tan inedeseable y tan desporpocionado.

Creo que esta es una oportunidad para hacer valer el derecho que tiene el periodista de acceder a las fuentes de información, y con ello, decirle a la sociedad que nuestro oficio -el oficio de buscar historias para contarlas- tiene dignidad, y esa dignidad hay que respetarla.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Vianco MartÌnez o la valía de un hombre honesto

Por: Lissette Selman

Ser periodista es asumir el compromiso de la veracidad, el coraje de la investigación, la valentía de la denuncia, la serenidad de la objetividad, con la sensibilidad para afrontar la injusticia y la integridad para no abandonar la trinchera de los valores y la Ètica.

Es posible que bajo estas condiciones el camino se haga más largo, más angosto y quizás hasta más escarpado; pero andarlo refuerza la templanza y fortalece la voluntad, sobre todo cuando nunca se pierde de vista el horizonte hacia el que se quiere llegar.

No hablo de un ser extraño; me refiero a uno de esos pocos que abrazó la causa al formarse en este oficio para multiplicar los sensores de su espíritu, el mismo que vibra con la sencillez de una sonrisa, la inocencia de un niño, el estoicismo de un maestro rural o la contundencia de las palabras, escritas en prosa o construyendo un poema.

Hablo de uno de esos pocos que plasma por igual el rigor de una imagen en una fotografÌa, para que hable por siempre cuanto las desigualdades le fuerzan a callar.

Hablo, sencillamente, de Vianco Martínez , el nombre de un hombre que cree en quien es, que viste de Ètica su sagrado ejercicio y que a pesar de la crudeza de cuanto ha visto en los más desolados rincones del país, aun se da el permiso de soñar con una humanidad más justa y un país menos desigual.

Hablo del mismo que nació en San Cristóbal y estudió Comunicación Social en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Vianco no es un periodista cualquiera, periodismo científico, Comunicación en Salud y Periodismo de Provincias los estudió en Venezuela, Colombia y Cuba, respectivamente.

Sus artículos pueden ser exquisitas piezas de colección sólo para personas sensibles. Sus fotografías han protagonizado exposiciones, informes y publicaciones de organismos internacionales; pero también han sido premiadas, como la llamada Dignidad en la Cordillera, primer premio del concurso Crónicas de Libertad, organizado por Diario Libre en el año 2007.

Pocos como Èl conocen la inmensidad del campo dominicano y la simpleza y sabidurÌa de su gente; la misma que dispensa a cuantos le tratan, aunque sea cierto también que no tantos como Èl hayan tenido que afrontar despidos laborales e intentos de humillaciones por no sumarse a intrigas o desatinos.

Felizmente, porque el movimiento se demuestra andando, Vianco es un hombre de hechos, y tras cada una de esas circunstancias da un paso al frente, como lo hacen quienes defienden el valor de lo simple, el valor de lo honesto.

En su libro Palabras Ajenas, comparte con sus lectores la experiencia de más de una decena de entrevistas con escritores iberoamericanos; porque en su andar, cada encuentro con un personaje es una nueva puerta hacia el corazón de cada uno de ellos, excepto la que apenas se entreabrió pero para darle con fuerza, y no precisamente en la nariz, cuando quiso entrevistar al cantautor canario pedro Guerra.

domingo, 31 de agosto de 2008

Ayudemos a los solidarios

Sé que recuerdas a José, “el hombre con el hilo de la cordura roto que andaba enfermo de indiferencia y triste por falta de solidaridad”. Sabes también que un grupo de vecinos de Villa Duarte le ayudó y gracias a ellos tiene una mejor vida.

Bueno, si quieres contribuir con esa obra de solidaridad, puedes donar un medicamento que José necesita para andar por la realidad. Cuesta RD$500 al mes, pero lo ideal es conseguir varias dosis, en vez del dinero. Creo que apoyando a José, apoyamos a estos vecinos y les decimos que el bien es posible.

Si puedes donar el medicamento, o tal vez gestionarlo en una institución pública, ponte en contacto con Jit Manuel Castillo al correo manuel.jit@gmail.com o al celular 829 962 1874. Si quieres más detalles entonces escríbeme al correo riamnymendez12@gmail.com. Salud Pública entrega algunos medicamentos psiquiátricos, pero, no todos están disponibles.

Por otro lado, te cuento una buena noticia. Estábamos preocupados porque José se iba a quedar sin casa. Su hogar será destruido para dar paso a una construcción. Sin embargo, gracias a muchas manos solidarias se ha resuelto parcialmente el problema de la vivienda y ya le están construyendo un nuevo rincón. Poco a poco recupera su vida gracias a terapias. Varios vecinos se turnan para llevarle al médico. Si la vida quiere, tal vez vuelva a trabajar. Apoyemos a José y probemos que la solidaridad hace posible la dignidad de las personas.

Gracias, señores radicales



Dedicado a mi gran amigo Vianco Martínez

¿Radical, yo? Respondí asombrada cuando alguien me señaló con el adjetivo mágico que en un país de anestesiados sirve para descalificar a todo el que ose reclamar de manera efectiva un derecho o no se sume a la manada.

¿Radical, yo? No, no creo. Si fuera radical habría lanzado una bomba sobre las oficinas de las compañías distribuidoras de electricidad que me cobran los apagones y para colmo, me hacen esperar durante 20 minutos si quiero reportar una avería.

No señores, soy moderada, moderadísima, casi más que el resto. Conciliadora y pacifista, hasta dónde puedo verme. En República Dominica es fácil ser considerado radical. Basta con tener un poco de decencia, otro poco de respeto al prójimo y ganas de reclamar los derechos.

En las empresas detestan a los radicales que se atreven a contradecir al jefe en asuntos tan estratégicos como ¡la esquina donde debe ir el florero! ¡Con razón son tan buenos los índices de competitividad de las empresas públicas y privadas de un país que no admite la libre confrontación de ideas!

Lo admitido es la verborrea, la adulación y las poses de radicales que a la hora de la verdad son tan moderados que sorprenden a los moderados habituales.

Radical es el empleado que exige un derecho, el consumidor que reclama un peso a la cajera, el ciudadano que pide buen trato en una oficina pública y que se niega a sobornar al burócrata de turno. Radical es quien mantiene una idea por más de 24 horas…

Pero, no hay de qué preocuparse. Radicales en República Dominicana (de cualquier tendencia) hay pocos. Nuestras ideas no son tan fuertes como para que un cargo no pueda comprarlas. Además, somos personas de bien…no queremos problemas. Por mantener la paz estamos dispuestos a dejarle el dinero a los supermercados, a soportar los apagones y a morirnos por falta de una aspirina en el hospital, si fuera preciso. ¡Si sobrevivimos, ya tendremos tiempo de tumbar al Gobierno en el colmadón!

Y sin embargo, yo, perteneciente al grupo de los moderados habituales, quiero dar gracias a ciertos radicales:
A radicales de ayer que dejaron el pellejo para que hoy tengamos al menos hospitales donde caernos muertos. A radicales de hoy que pelean solos por las causas que nos benefician a todos o que reclaman sus derechos y sientan un precedente.

Entre ellos quiero agradecer particularmente a un colega que le ha probado a los dueños del mundo que el dinero no es la medida de todas las cosas y que hay derrotas que son grandes victorias. Gracias Vianco.

Imagen: "Expulsión de los mercaderes del templo, según la interpretación de Giotto (siglos XIII-XIV)". Wikipedia.org

viernes, 29 de agosto de 2008

Verán la cara al Fiscal del Distrito

SANTO DOMINGO.- Rafael Vargas, gerente general de la empresa de Seguridad Centaurus Group, junto a Josué Vargas tendrán que verle la cara al Fiscal del Distrito el próximo martes por su agresión al periodista Vianco Martínez.
La cita está previsto para las 9:30 de la mañana del martes, dónde tendrán que responder por los maltratos físicos contra Martínez y la destrucción de su equipos de trabajo.
El periodista dijo que Josue Vargas fue quien sostuvo a Martínez por el cuello, “me estaba ahorcando y me saco de la silla y me arrastro con los brazos retorcidos, bajo las ordenes del otro espaldero Rafael Vargas”.
Vianco Martínez denuncio que fue sacado violentamente y atropellado por los miembros de la seguridad del concierto de Pedro Guerra, cuando esperaba para entrevistar pactada con el artista.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el Colegio Dominicano de Periodistas deploran la agresión al periodista Vianco Martínez y piden a sus colegas que lo respalden.

martes, 26 de agosto de 2008

Vianco escribe sobre el incidente

Siendo las cuatro de la tarde del sábado 23 de agosto, me dirigí al hotel Hilton, donde se encontraba el cantautor Pedro Guerra. Lo encontré en el área del lobby junto a su esposa y manager de nombre Maria. Después de explicarle el interés de que me concediera una entrevista, Guerra me propuso que fuera al Teatro Nacional para hacerla, debido a que acababa de llegar del aeropuerto, procedente de Costa Rica e iba a descansar.

Según lo conversado, llegué a las siete al Teatro Nacional. Ya en la Sala Principal encontré que Luz García realizaba una entrevista con el cantante y me senté a un lado de la sala a esperar. Converse en ese momento con la esposa y manager del artista, quien me pidió que esperara un momento a que el artista terminara la entrevista e hiciera el chequeo de sonido. Le dije a la señora Maria que tenia mucho interés en la entrevista, pero que si las cosas se complicaban con el tiempo y no se podía realizar, lo entendería.

Cuando Guerra terminó la entrevista, salio del área de la sillería, momento en que, ya junto a el, la señora Maria me hizo una seña para que esperara. Así lo hice. Minutos después llego hasta mí un sujeto que se identifico como Jefe de Seguridad del Teatro y de nombre Rafael Vargas. (Después me entere que no era personal del Teatro Nacional, sino un espaldero con pistola de Centauro Segurity Group contratado por Symon Díaz).

Me pregunto en tono violento que buscaba sentado allí y le conté la historia de la entrevista. No me dejo hablar. Cada vez que trataba de explicarle el asunto, me interrumpía en tono violento. Le pedí que no se alterara para resolver la situación. Me respondió que no estaba alterado, pero esa respuesta me la dio mas alterado aun. Le dije que iba a llamar a Symon Díaz para que resolviera la situación, lo cual hice tres veces, pero no me respondió. Le dije que iba a llamar a alguien mas, a una persona que conoce a al sr. Symon Díaz y que podía ayudar a poner fin a la situación. Cuando la contacte, le pase el teléfono a Rafal Vargas, pero lo que hizo fue coger el teléfono, cerrarlo violentamente, lanzando una colección de improperios entre los cuales el mas decente era "tu lo que eres es un comemierda". Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Me dijo que los periodistas estaban prohibidos en ese lugar y que él, como Jefe de Seguridad, iba a hacer valer "como sea" esa prohibición. Le recordé que allí, minutos antes, había una comunicadora realizando una entrevista, lo cual vi que hizo con mucho profesionalismo. Fue entontes cuando me dijo que el me iba a sacar de alli a patadas.

Procedió a llamar por la radio a otro miembro de la seguridad (Josué Vargas), quien vino en un tono más agresivo aun. Sin mediar muchas palabras, tras recibir la orden de Rafael Vargas, me agarro por el cuello en tono violento, y con mucha violencia me paro del asiento, me saco al pasillo de la sala y allí, con su mano derecha apretándome por la nuca y retorciéndome el brazo izquierdo sobre la espalda, me arrastro como un animal desde la sillería de la sala, hasta la puerta del parqueo que da a la calle Pedro Henríquez Ureña.

En el trayecto, pasamos por una parte de la recepción y por el pasillo del lado que da a esa puerta, todo eso en forma violenta.

Imagínense el triste espectáculo de Vianco Martínez arrastrado como un perro por estos sujetos a la fuerza delante de la gente que llegaba al concierto. Sólo imagínenselo!

Nunca podemos olvidar que lo único que yo buscaba era una entrevista, la cual había coordinado debidamente. Yo no estaba allí haciendo nada indebido, nada ilegal, yo no estaba robando, no estaba maltratando a nadie, no le estaba faltando a nadie, no estaba alterando el orden.

Es muy triste todo lo que sucedió el sábado, toda la humillación, todo el ultraje, todo el maltrato físico!

El día mas triste de este país va a ser el día que un periodista no pueda realizar una entrevista con garantías de que no sera pateado ni ultrajado por espalderos con pistolas.

Como nota paradoja, la mañana de ese mismo día realice una interesante entrevista al renombrado músico cubano Paquito D Rivera –que es un caballero tratando a los periodistas que quieren escuchar su historia-, y por hacerla nadie me fue encima, nadie me humillo ni me arrastro ni pateo.

lunes, 25 de agosto de 2008

Lo que pasó en el Teatro Nacional

Por Yulendys Jorge

Vianco Martínez, periodista dominicano, se enteró hace un mes de que el cantautor Pedro Guerra estaría en República Dominicana. Tan pronto lo supo, comenzó a gestionar una entrevista que incluiría en un libro sobre este género y para el cual ya cuenta con varios cuestionarios que han tenido mejor fin que lo ocurrido la noche del sábado 23 de agosto en el Teatro Nacional.

Seguir leyendo: http://www.respiroquieto.blogspot.com

domingo, 24 de agosto de 2008

Someterán a la justicia caso Vianco Martínez

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa someterá a la justicia a los miembros que ofrecían seguridad al artista Pedro Guerra, quienes la noche del sábado 23 agredieron al periodista Vianco Martínez, agarrándolo por el cuello, golpeándolo a patadas y trompadas, y arrastraron hasta sacarlo del Teatro Nacional, además de que estrellaron contra el suelo su grabador y celular.

Vianco esperaba a Guerra, cuya esposa “María”, le había pedido que esperara un momento en ese lugar para otorgarle una entrevista. Esta entrevista había sido pautada el mismo día a las cuatro de la tarde en el hotel donde los esposos españoles se hospedaban. Alrededor de la las 7:00 p.m., en el momento de la espera, un señor llamado Rafael Vargas quien especificó trabajar para el empresario artístico Symon Díaz, el pidió que se retirara, amenazándolo que si no lo hacía “lo sacaría a patadas”. Y así lo hizo otro sujeto por orden de Vargas, enfrente de las pesonas que se encontraban en la antesala del Teatro Nacional.

Mañana lunes 25 de agosto, el Sindicato someterá a la justicia a los responsables para lo cual ha puesto en sobre aviso a sus abogados. Los trabajadores de la prensa consideran el hecho como “una violación a los derechos fundamentales de la persona”.

Fuente: www.respiroquieto.blogspot.com

miércoles, 20 de agosto de 2008

El PODER siempre pierde


(Me perdonan este intento de literatura con reminiscencias de Kafka, a propósito de cambios)

Si tienes PODER, lo perderás. No importa si diriges el centro del imperio o la última esquina del último rincón gris, le dijo el anciano al joven jefe.

Si dominas el PODER, al final tendrás paz. Si el PODER te domina, los demonios de la soledad te comerán los huesos mientras se pudre tu carne, sermoneó el viejo sabio, mientras entregaba el despacho a su nuevo inquilino.

El joven, dios de dioses, se instaló en su oficina de oropel y desde allí dirigió el reino que le fue entregado: un mundo enorme se concentraba en el despacho grande que a él le pareció infinito.

Hizo grandes cosas y, todopoderoso al fin, escogió su camino a una gloria inventada.
Dirigía a un equipo de poetas que construía la felicidad. Para sentir que usaba el PODER, poco a poco les quitó el alma o los mandó a sacar de su Paraíso. En su mundo era el rey de un imperio.

Cuando llegaron las primeras arrugas, los Dioses Fuertes le pidieron que se bañara en el barro, que besara sus pasos y que se arrancara el alma y la paseara en una bandeja de plata. Todo lo hizo y todo lo entregó quien había perdido las razones de su corazón.

Sólo le quedaba la ilusión del PODER y a la ilusión se aferró. Los Dioses Fuertes le humillaban y ya no le quedaba ningún poeta a quien mandar. Unos se habían ido, a otros los había echado y unos cuantos permanecieron, ya sin alma, dispuestos a obedecerle en todo, así que no usaba la autoridad.

Los Dioses Fuertes decidieron, un buen día, echarlo del despacho inmenso y terminar con su cuota de PODER, pero él les pidió que lo mantuvieran allí, al menos para hacer los trabajos más sucios con tal de que le llamaran dios de dioses.

Asqueados, los Dioses Fuertes accedieron. Le concedieron el despacho con las paredes de oro, el celular blackberry, la computadora de último modelo y las villas impresionantes. Todo le dieron, menos lo único que le hacía feliz.

Vegetó algunos años, hasta que las almas de los poetas destrozados le hicieron orificios en su carne y le comieron los huesos. Al final, vuelto una goma, pidió que lo sacaran de su oficina e hizo su único acto de valor. Acudió donde uno de los Dioses Fuertes para decirle que recordara que el poder siempre pierde…
Imagen: http://redescolar.ilce.edu.mx/

sábado, 16 de agosto de 2008

¿Y si por esta vez no dejamos que muera la esperanza?


En febrero escribí sobre José, un hombre con el hilo de la cordura roto que andaba enfermo de indiferencia y triste por falta de solidaridad. José dormía en cualquier rincón, comía restos de basura y no contaba con asistencia médica.

Pero las doñas y los dones del barrio, junto a un cura, lo llevaron al hospital, le ayudaron con su tratamiento psiquiátrico y gestionaron una pequeña casa para que José fuera uno más en la comunidad. Las doñas le lavan la ropa, le llevan comida y sobre todo, le quieren. Poco a poco, la gente se ha acostumbrado al nuevo vecino.

Ahora José y sus amigos tienen una dificultad. José se va a quedar sin casa, porque su hogar era prestado. Será derribado para dar paso a una construcción. Me pregunto si alguien o si todos-incluyendo a las autoridades- podemos contribuir con algo para que no muera esta esperanza. La solidaridad es tan frágil como la cordura. Tal vez podemos ayudar a que en esta ocasión, ninguna de las dos se rompa. Quizá es hora de decirle a las doñas, a los dones, al cura y a José que no han perdido el juicio, que es cierto, que la solidaridad es posible.

Si se te ocurre alguna manera de ayudar, escribe a este correo manuel.jit@gmail.com. La persona a contactar es Jit Manuel Castillo.

Imagen del Centro Poveda

domingo, 10 de agosto de 2008

La privacidad, ese sagrado derecho

Me aterran las cámaras de seguridad. Son demasiado entrometidos esos aparatitos que todo lo graban en el trabajo, en la fila del banco y en las instituciones públicas que debo visitar.

Es una crueldad que registren el momento en el que- aprovechando la distracción del grupo- te hurgas la nariz o te rascas las nalgas.

En algunas ciudades del mundo existen cámaras en las calles. ¡Graban los besos de los enamorados y las manías más embarazosas de la gente! El anonimato de las esquinas ya no libera a los ciudadanos. A cambio de darles “seguridad”, les quitan privacidad.

Nos pueden intervenir el teléfono o leer la correspondencia que cite las penas más intimas- como en Estados Unidos- para justificar la “lucha contra el terrorismo”.

Insoportable es esta paranoia en cualquier lugar, pero Santo Domingo seria asfixiante con tanta vigilancia.

El atentado contra la privacidad estaría por todos lados, en una cultura que acompaña la solidaridad y el genuino interés en los demás, con la manía de entrometerse y comentar los detalles mas privados de la vida ajena.

Aquí los vecinos observan y conocen al dedillo los pleitos de familia y las desavenencias de las parejas.

Los amigos pueden hacer un panel sobre tus más profundas heridas-con especulaciones que espantan-, la familia comenta tu vida privada en animadas tertulias, sin que nadie se sonroje. Y las preguntas indiscretas de conocidos y extraños sobre tu vida sexual, tus tristezas, tus vicios y tus opciones de vida son más frecuentes que las críticas contra el Gobierno. (Creo que hemos aprendido a defendernos del bombardeo con respuestas simpáticas o convencionales).

¿Se imaginan que también el Gobierno se dedique a husmear en nuestras miserias?

lunes, 4 de agosto de 2008

Los “morenos” y el guardia insobornable


¡Ya me extrañaba ver a un guardia tan difícil de sobornar! Estuvo a punto de convencerme. Con su gorra del G-2 (inteligencia militar), su cara de hombre duro, incorruptible, sus maneras de ogro…por un momento pensé que, al menos, era un monstruo coherente. ¡Pero qué va!

El domingo pasado estuve de paseo por el Sur y de regreso a la Capital, en el puesto de control de la provincia de Azua- durante la tradicional revisión en busca de haitianos ilegales- el militar pidió, como de costumbre, “la cédula de los morenos”.

Algunos “morenos”, no se sabe si haitianos, descendientes de haitianos o dominicanos negros sin ascendencia conocida, carecían de documentos o no los portaban.

Entonces se arma la del “no te menees” porque el guardia no quiere tomar RD$200 devaluados duartes y “dejar eso así”.

Los pasajeros se desesperan. Un hombre dice: ¡Cobrador habla con el guardia que lo que quiere es cuarto!
-¡Morenos bájense!, responde otro
-¡Morenos no se bajen, que son unos abusadores! , grita una doña
-No te bajes coño que ese guardia es malo y abusador, subraya una jovencita para dar ánimos a una “morena” que va a su lado.
Y el cobrador también se desespera: ¡Moreno habla con ese hombre!, le dice a uno de los pasajeros.

El hombre sale de la guagua. Conversa con el militar y aumenta sus argumentos. Los duartes, llenos de sudor, lo convencen de que no hay que exagerar y le da un chance al chofer, al cobrador y a los supuestos haitianos o a los negros dominicanos.

La guagua por fin arranca y como testigo silencioso del estigma hay un niño negro, posiblemente dominicano, hijo o nieto de haitianos, al que más de un pasajero se ha referido como “el petisito”.

Es un niño silencioso. No dijo ni una palabra cuando el guardia lo señaló. No se molestó con una señora que intentaba hacerse la graciosa: resaltaba una y otra vez que el niño era prieto como el cobrador.

El pequeño se limitó a dar las gracias a una doña que le ofreció restos de comida por sugerencia de un joven al que le daba pena el "morenito". ¡Ojalá que no sea guardia! pensé.

Imagen tomada de: http://blogcindario.miarroba.com/

jueves, 24 de julio de 2008

El río se va a morir de indolencia

Por una cosa o la otra el río Yuna se muere. Medio Ambiente no lo ha tomado en serio y muchos en Bonao quieren repartirse el pastel de sus agregados, de sus aguas o del capital político que conlleva dar discursos grandilocuentes sobre proyectos para salvar el río de manera sostenible y sustentable. Amén.

Si con los daños que sufre el Yuna se sigue el curso de análisis, propuesta y acción que se acostumbra para enfrentar todos los grandes problemas nacionales, cuando se quiera aplicar alguna solución, el río será un recuerdo y sólo se podrá hacer un monumento al buen Yuna que hemos perdido. Por supuesto, un periodista también hará un bello reportaje nostálgico sobre lo que pudo ser.

Supongo que pasarán cinco años antes de que se tome alguna decisión. Un año después, habrá un grupo de “discusiones sectoriales” sobre las nuevas corrientes ambientales en el contexto dominicano y la opinión de todo el que tenga algo que decir, incluyendo a quienes han violado todas las leyes ambientales del país (Dos años de retórica).

Más adelante se le pagarán “todos los cuartos del mundo más 20 pesos” a un técnico súper calificado para que haga una memoria y una evaluación de los encuentros. Un desperdicio, porque el técnico debería estar trabajando para mejorar el río y ese informe lo hago hasta yo.

Como es lógico, otro grupo de genios hará un informe técnico en base al informe anterior que dirá más o menos lo que dicen todos los informes que se han hecho desde los años 70, pero adaptado a las nuevas corrientes, algunas de las cuales son más viejas que la raquiña. El susodicho documento estará escrito en una jerga técnica que habrá que traducir al cristiano con el auxilio de 20 enciclopedias.

El informe será analizado por cuchumil personas, incluyendo a los más terribles depredadores. Intervendrá el mismo presidente de la República para “mediar en el conflicto” y buscar una solución ganar ganar, al mejor estilo Harvard. Finalmente se hará una propuesta de normativa y algunas recomendaciones, entre ellas ¡que se aplique la ley vigente!

Dos años después algún periódico publicará un reportaje en el que se denuncia que no se cumplieron con las recomendaciones de los técnicos.

Cinco años después, ya saben… el reportaje nostálgico sobre el río que se perdió para siempre en una sección de lecturas, en la página cuchucienta, lejos, bien lejos de la actualidad.

sábado, 19 de julio de 2008

Los mundos que me ha recordado Pedro Henríquez Ureña



La Chachalaca y El Pelón me han invitado a hablar con las ranas, a comer montañas de nieve y a recordar un tiempo en el que se podía ir a la luna en pompas de jabón, con sólo desear meterse en la burbuja. En ese entonces, el cielo estaba al final de una calle corta, pero separado del mundo por una pared de zinc que dos ángeles traviesos se atrevieron a poner allí por pura y cruel diversión. ¡La niñez!

Don Yo de Córdoba, un duende más loco que una cabra, se llevó a los niños a un país de gente de dulce, donde quedaron atrapados por semanas. Para colmo, cuatro brujas los han raptado para convertirlos en esclavos, ¡qué horror! Gracias a Dios, a Júpiter o a las hadas La Chachalaca es perezosa y con tal de no trabajar se hace la enferma. A las brujas no les ha quedado más remedio que trabajar como burras, alimentarla y mimarla como a una princesa. El Pelón, pobrecito, tan serio, trabaja hasta partirse el lomo. 1

¿Cuándo aparecerá don Yo de Córdoba para regresarlos a casa? Cuando a Pedro Henríquez Ureña le de la gana o tal vez es el duende que toma las decisiones. ¡Qué buen descubrimiento he hecho en las Obras Completas del respetable autor!

Los Cuentos de la Nana Lupe, 15 narraciones que Henríquez Ureña le dedica a sus hijas son, para mí que no soy seria, la mejor parte de esta colección. Sus cultos poemas, sus sobrios estudios sobre lingüística, sus sesudos trabajos filosóficos me han servido para ampliar horizontes, ser un poco menos ignorante o de referencia para hacer un trabajo académico e impresionar a un profesor con citas interesantes y grandiosas conclusiones de engañabobos.

Pero, durante todo un fin de semana, recorrí con La Chachalaca y El Pelón los países y lugares donde los aviones no llegan y de los que los diarios no tienen noticias. Sitios a los cuales muchos grandes académicos no irán jamás. Ahora soy tan amiga de estos tres, que hasta les invité a subir en una pompa de jabón para visitar la luna y tocar, por fin, el cielo. Sola, nunca me he atrevido, pero ahora tengo tres amigos que están más locos que yo. Los ángeles traviesos no me dan miedo, si ando con el duende Don Yo de Córdoba. Quiero conocerlos y morirme de la risa.

1. Del argumento de En Jauja y Con Las Brujas, dos narraciones de “Los Cuentos de la Nana Lupe”. P.89. Obras Completas, Tomo I, FICCION, Editora Nacional (Secretaría de Cultura), 2003.

Imagen de Wikimedia.
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/16/Bubble_brokenchopstick.jpg/800px-Bubble_brokenchopstick.jpg

sábado, 12 de julio de 2008

Busco a las amigas de la niñez





Entre los novios, los empleos y los olvidos, se nos ha ido el tiempo y ese espacio, como decirles, ese espacio encantador que sólo es posible con las amigas de infancia, cuando los príncipes pueden ser azules, verdes o amarillos, porque todavía no hemos aprendido bien el cuento y tenemos la oportunidad de reconstruirlo, de inventarlo o de olvidarlo por completo.

Quisiera recuperarlas y olvidar que este tiempo ha pasado sin ellas. Sólo juntarnos en una casa que ya no existe, una casa de madera protegida por un árbol de cerezas agrias, donde muchas veces fui feliz. Quiero esperarlas y verlas llegar, cada una como era. Ver a mi comadre de muñecas con su aire de Diosa cruzar la única calle mágica de este país, la calle Mella de un pueblecito que queda donde el mundo empieza y no termina nunca, y ver a una flaca bellísima con los libros bajo el brazo ¿seguirá cargando los libros a todas partes?

¿Cómo será el encuentro? Tal vez nos reconoceremos a pesar de todo, tal vez no hemos cambiado tanto. Iremos sin maquillaje, amantes, novios, esposos o soledades. No hablaremos sobre el trabajo, los despidos o los ascensos. No guardaremos las poses sobre felicidad y decencia de mujeres que ya deben ser damas. No, sólo iremos para encontrarnos tal como éramos, tal como somos o tal como nunca volveremos a ser.

P.D. El tiempo me ha regalado amigas encantadoras, pero hay un mundo que sólo existe con las de la niñez.

Canta Ana Belén, pero ¿quién es el compositor o la compositora?