lunes, 26 de mayo de 2008

¡Qué resaca!

Una mujer que exige RD$200 para ir a votar a Barahona, su provincial de origen, en la Casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana, precisamente frente al letrero que contiene la famosa consigna de los morados: “Servir al partido para servir al pueblo”.
Un desorden en la Junta Electoral del Distrito durante el conteo de votos, supuestamente organizado por gente del Partido Revolucionario Dominicano que no ha aprendido que en las elecciones se pierde o se gana.
Amable Aristy Castro, el candidato del Partido Reformista, tirando gallinas y jamón en un mitin electoral y una horrible canción que rompe los oídos y los nervios.
¡Ha terminado una de nuestras pesadillas!
Como estuve entre los periodistas que trabajaron durante las votaciones del 16 de mayo para CLAVE y por hábito de reportera di seguimiento a cada detalle de la campaña electoral, todo el proceso me ha dejado resacada. Es como si hubiera bebido cerveza “caliente” toda la noche.
¡Con estas líneas me curo de mi resaca!

1 comentario:

exodo dijo...

todo el mundo tiene un dolor , el dolor tiene todo el mundo