martes, 6 de mayo de 2008

El político y el héroe



Voy a votar por Guillermo Moreno y no sólo para protestar contra los tres que echaron a Pedro en el pozo. Pienso que podría ser una opción diferente. Representa, al menos, la oportunidad de la decencia.

Pero, no voy a pontificar sobre las bondades de Moreno. No creo en los llaneros solitarios, en los héroes que andan solos, luminarias en un partido donde los demás son velas apagadas.

Hubiera preferido que formara parte de un movimiento más estructurado, que aunque pequeño, contara con una estructura política capaz de contradecirle y frenarle. Ahora parece un dios dominando su pequeño mundo.

A este país le hacen falta más instituciones y menos salva patrias. Me aterra que si algún día se convierte en presidente de la República, lo haga como un caudillo todopoderoso y solo.

La naturaleza humana es demasiado frágil y el poder, en exceso tentador. En los partidos, las ideas deben ser debatidas para llegar a acuerdos y mantener ciertos desacuerdos saludables.

Una buena candidatura ha de empezar con voces críticas entre los que la apoyan. Ningún apoyo político debe ser ciego e irracional. Ya es suficiente con los fanáticos religiosos que para todo citan algún versículo de un texto sagrado.

Moreno es parte de un equipo. Tiene, para bien y para mal, la carga de la coalición de izquierda que lo ha elegido y que en la boleta estará representada por el Movimiento Independencia Unidad y Cambio (MIUCA). El movimiento que, por decirlo de alguna manera, tiene “cola que le pisen”, también tiene sus luces. Al menos es un esfuerzo coherente, concertado, para llegar al poder en base a ciertas propuestas éticas.

Críticas de otros
Terminadas aquí mis críticas, quiero compartirles las de dos muchachos, uno de ellos cansado de la doble moral con que se mueve casi todo en el país y otro en disposición de adaptarse al sistema.

Crítica el conformista el hecho de que la jueza Aura Celeste Fernández continúe en la Junta Central Electoral mientras su marido, Moreno, aspira a la presidencia. ¿Y si fuera la esposa del presidente Leonel Fernández o la de Miguel Vargas Maldonado, lo toleraríamos?, se pregunta el joven. Piensa que la pareja pudo haber optado por otra solución.

Se queja amargamente este muchacho asqueado de la doble moral, de que la candidata vicepresidencial del MIUCA, la presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera, encabeza las huelgas de maestros contra el Gobierno.

Piensa que utiliza su poder de líder gremial con un objetivo político partidista, a su juicio, algo inmoral en una campaña electoral. Si fuera vicepresidenta del Partido Revolucionario Dominicano o del Partido de la Liberación Dominicana ¿toleraríamos que continuara al frente de la lucha gremial?

Argumenta este joven, con razón, que ni a Moreno ni a los dirigentes del movimiento, se le deben dejar pasar los desaciertos sólo porque objetivamente se entiende que tiene pocas posibilidades de ganar estas elecciones. ¿Así se está formando para cuando gane?, se pregunta.

Temas para reflexionar, porque no votamos por ángeles, si no por “humanos demasiado humanos”. Aunque esta vez se trate de un hombre al que considero excepcional, creo prudente mantener siempre la “duda razonable”, que es una excelente consejera para los periodistas. Al fin de cuentas, si Moreno gana y se me presenta la oportunidad de entrevistarlo, tendré que hacerle las preguntas difíciles, las que le haría, por ejemplo, el presidente Leonel Fernández.

¿Por qué no critico a los partidos mayoritarios? Es que de ellos ya lo sabemos todo, lo esperamos todo y nada nos asombra. ¿Qué podría agregar a lo que se ha explicado más de mil veces? Esto en cambio, tal vez sea una esperanza.

4 comentarios:

miosotis dijo...

Hola Riammy, muy bueno el artículo. Yo también voy a votar por el binomio Moreno-Cabrera, y voto, no por idealizar candidatas y candidatos, en la tierra no creo que existan los candidatos y candidatas ideales, que todo lo puedan, que todo lo resuelvan como si tuvieran barita mágica. Pero si creo que en estas elecciones estamos frente a una candidata y un candidato que pueden gobernar diferente a lo que he visto desde que tomé conciencia política y electoral. Con mi voto quiero también quiereo reivindicar que no estoy de acuerdo con lo que mi país tiene ahora y que no tengo que ir a votar por el que tiene todas las posibilidades de ganar, como si esto fuera un juego de pelota de Licey y Águila, donde no me quiero despertar al otro día siendo la que le den toda la cuerda por que su equipo perdió. Tengo deberes, pero también derechos; y el derecho al voto no sólo significa ejercerlo, sino que luego los míos sean garantizados y respetados.

Riamny dijo...

Miosotis gracias, un abrazo por escribir. Tienes razón, ya esta bueno de que esto sea un circo.

Saul Enrique dijo...

Hola Riammy, Me da mucho gusto que te interesen los temas politicos. nos conocimos en el encuentro juvenil, en El Salvador y Más o menos sabes como es de mierda o de SICA a lo campesino dominicano, la situación política en mi país. tenemos muchas cosas en común, pero lo que más me impresiona no es tu planteamiento, que a pesar de ser muy bueno a nivel de análisis, es la forma de plantearlo. Utilizas figuras retóricas muy interesantes, una recreación léxica muy amena. Feliicidades. Tu amigo Saúl de El Salvador. Un beso.

Riamny dijo...

Saul, muchas gracias. Te pido que por favor me escribas un correo a riamnymendez@hotmail.com. o dejame por aqui un correo al que escribirte.

Saludos,


Riamny